PROTEGE TU MUNDOLAS ORGONITAS PROTEGEN TU SALUD DE LA RADIACIÓN EMITIDA POR CELULARES, ANTENAS, WIFI, MICROONDAS Y MÁS!!!

250 científicos firman petición a la ONU por peligros de la banda 5 G

250 científicos firman petición a la ONU por peligros de la banda 5 G
250 científicos firman petición a la ONU por peligros de la banda 5 G

 

Casi 250 científicos de más de 40 países firmaron una petición a la ONU por los peligros de la banda 5 G debido a los daños potenciales para la salud de las personas y por supuesto por las consecuencias negativas para el medio ambiente.

 

 

Ya nos hemos referido en artículos anteriores a los efectos de la radiación que emiten los celulares y demás dispositivos electrónicos. La evidencia es contundente. Por eso mismo 250 científicos de todo el mundo han firmado una petición a la ONU por los peligros de la banda 5 G, la cual comienza a desplegarse por todo el planeta.

Varios científicos han realizado un llamamiento internacional, exigiendo protección frente a la exposición a los Campos Electromagnéticos No Ionizantes.

La petición fue dirigida a las siguientes personalidades de las Naciones Unidas:

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas; Dr. Tedros Adhanom, Director General de la Organización Mundial de la Salud; Erik Solheim, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente; Estados Miembros de la Naciones Unidas.

La petición presentada no se limita solamente a los peligros de la banda 5 G, más bien es un reclamo necesario para protegernos de todo tipo de radiación de baja frecuencia. Al respecto los firmantes señalan que «somos científicos dedicados al estudio de los efectos biológicos y sobre la salud de los campos electromagnéticos no ionizantes (CEM). Basándonos en las investigaciones revisadas y publicadas en revistas científicas, tenemos una seria preocupación con respecto a la ubicua y creciente exposición a los campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos e inalámbricos. Estos incluyen -pero no se limitan- a los dispositivos emisores de radiación de radiofrecuencia (RFR), como los teléfonos móviles e inalámbricos y sus estaciones base, Wi-Fi, antenas emisoras, los contadores inteligentes y los monitores para bebés, así como los dispositivos eléctricos e infraestructuras utilizadas para el suministro de electricidad que generan campos electromagnéticos de muy baja frecuencia (ELF EMF)».

En la petición se establece que «numerosas publicaciones científicas recientes han demostrado que los CEM afectan a los organismos vivos a niveles muy por debajo de la mayoría de las directrices internacionales y nacionales. Los efectos incluyen el aumento de riesgo de cáncer, el estrés celular, el aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductor, deficits en el aprendizaje y la memoria, trastornos neurológicos y efectos negativos en el bienestar general de los seres humanos. El daño va más allá de la especie humana, ya que cada vez hay más evidencia de efectos nocivos tanto para las plantas como para los animales».

Por lo tanto los científicos firmantes sostienen que «estos resultados justifican nuestro llamamiento a las Naciones Unidas (ONU) y a todos los Estados miembros del mundo, para estimular a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a ejercer un importante liderazgo en el fomento de la elaboración de directrices para los CEM que protejan a la población, a fomentar medidas de precaución, y a educar al público en general sobre los riesgos para la salud, especialmente para los niños y en el periodo de desarrollo fetal. En caso de no tomar medidas, la OMS está incumpliendo su cometido como organismo internacional responsable de la salud pública».

Colectivamente también exigen que:

1. los niños y las mujeres embarazadas deben ser protegidos;

2. las directrices y normas reguladoras deben endurecerse;

3. debe instarse a los fabricantes para que desarrollen una tecnología más segura;

4. los servicios públicos responsables de la generación, transmisión, distribución y supervisión de la electricidad deben mantener una adecuada calidad de la energía y asegurar el cableado eléctrico adecuado para minimizar la dañina corriente de tierra;

5. el público debe estar bien informado acerca de los posibles riesgos para la salud de la energía electromagnética e instruído sobre las estrategias de reducción de daños;

6. los profesionales de la salud deben ser educados acerca de los efectos biológicos de la energía electromagnética y se les debe proporcionar la formación necesaria para el tratamiento de los pacientes con sensibilidad electromagnética;

7. los gobiernos deben proporcionar formación y asignar fondos para la investigación sobre los campos electromagnéticos y la salud, que debe ser independiente de la industria y deben instar a la industria a cooperar con los investigadores;

8. los medios deben dan a conocer las relaciones financieras de los expertos con la industria al citar sus opiniones con respecto a los aspectos de salud y seguridad de las tecnologías que producen CEM;

9. deben establecerse zonas blancas (áreas libres de radiación)

Es claro que la banda 5G aumentará considerablemente la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia respecto de las ya utilizadas, 2G, 3G, 4G, WIFI, etc.

Una de las desventajas de esta nueva tecnología 5G es que resulta efectiva solo a corta distancia. Se transmite de mala forma a través de material sólido. Por lo tanto se estima que ee requerirán muchas antenas nuevas y la implementación a gran escala resultará en antenas cada 10 a 12 casas en áreas urbanas, aumentando de esta forma masivamente la exposición obligatoria.

Los peligros de la banda 5 G son más potente que las bandas utilizadas actualmente. Si las que ya están son elocuentemente dañinas para nuestra salud es evidente que la 5 G, la cual necesita más atenas, será aún peor.

Aquí puedes ver los científicos que han firmado la petición.

 

 

 

 

 

 

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *