PROTEGE TU MUNDOLAS ORGONITAS PROTEGEN TU SALUD DE LA RADIACIÓN EMITIDA POR CELULARES, ANTENAS, WIFI, MICROONDAS Y MÁS!!!

La otra pandemia: por qué aumenta el autismo? Tienen algo que ver las bandas de celulares?

La otra pandemia: por qué aumenta el autismo? Tienen algo que ver las bandas de celulares?
La otra pandemia: por qué aumenta el autismo? Tienen algo que ver las bandas de celulares?

 

La otra pandemia imparable de la que nadie habla. El mundo está en estado de alarma por el Coronavirus, pero sigue perdiendo de vista una interrogante sin respuesta científica: por qué aumenta el autismo? Tienen algo que ver las bandas de celulares?

 

 

Al momento de escribir este artículo el Coronavirus superó los 400 mil contagios y los 20 mil fallecimientos. La Organización Mundial de la Salud la declaró pandemia y el mundo entró en alarma y pánico. Sin embargo nada se dice a la pregunta de por qué aumenta el autismo. Con cada década que pasamos los números se multiplican y casi nadie está atento a eso.

Existe alguna razón?

El panorama mundial acerca de lo que sucede con el Coronavirus resulta muy sospechoso. Algo no está bien en todo lo que nos comunican los medios de comunicación. En nuestro caso nos plegamos al razonamiento del Profesor Rafael Suárez, quien, afirma, existe una intencionalidad geopolítica evidente con la aparición de este virus. Por ese motivo le recomendamos una de sus columnas de opinión: Algo huele mal con el Coronavirus? Sí, a los efectos de tener una mirada diferente sobre lo que estamos viviendo.

En el medio de esta nueva pandemia de la que se derivan medidas de aislamiento social para evitar su propagación, es importante no perder de vista a otros aspectos que se vienen dejando de lado desde hace muchos años.

El dato es contundente, demasiado fuerte para perder la referencia de lo que está sucediendo. Según el CDC (Centre for Disease Control and Prevention: Centro para el control de enfermedades y su prevención) 1 de cada 59 niños/as de 8 años, edad pico de identificación de casos, tiene un diagnóstico dentro del Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

En 1985 1 de cada 2500 nacimientos tenía diagnóstico TEA, 10 años después 1 de cada 500. En 2009 se publicó un dato asombroso que sacaba a la luz la prevalencia de 1 niño/a autista de cada 110. Pero no se detuvo allí la curva. Continuó con su proceso ascendente. En el 2018 1 de cada 59 nacimientos presenta TEA. Las expectativas no son alentadoras. Los expertos señalan que la situación seguirá agravándose. Para el 2033 1 de cada 4 y para el 2050 1 de cada 2.

Y la alarma pública de la Organización Mundial de la Salud? Las parálisis de las economías y los cierres de fronteras para contener esta avalancha? Los medios de comunicación hablando todos los días de este tema? Las conferencias de prensa de los gobiernos para abordarlo?

Nada.

Esta la otra pandemia de la que nadie habla.

 

Por qué aumenta el autismo en el mundo a un crecimiento descomunal?

Si bien no tenemos forma de demostrarlo científicamente, tenemos una fuerte sospecha. La curva comenzó a ascender cuando las bandas de las frecuencias de los celulares comenzaron a aumentar. Recordemos que para nosotros las ondas de baja frecuencia emitidas por los celulares y antenas son cancerígenas. En el caso del autismo, el crecimiento es paralelo al de las bandas.

La siguiente gráfica es contundente:

Por supuesto que para muchos es solamente una coincidencia. Pero qué coincidencia!!! Si cotejamos ambas gráficas podemos distinguir claramente cómo el crecimiento del autismo es proporcional a la evolución de las redes del celular. Cuanto más se amplía su velocidad y alcance, mayor cantidad de nacimientos con autismo vemos.

Seguramente al responder la pregunta por qué aumenta el autismo en el mundo tengamos que formular una respuesta multifactorial. De hecho algunos especialistas lo asocian a la vacuna del sarampión o al aumento del consumo de metales pesados en los alimentos. También investigadores daneses atribuyen el crecimiento a que los padres deciden tener hijos a mayor edad. Para ellos tener hijos luego de los 35 años genera más probabilidades de que aumenten los nacimientos con TEA.

En la misma línea, los estudios de Heather Volk de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California en 2011, observaron que el autismo era más frecuente en las madres que durante su embarazo vivían cerca de rutas de comunicación con un tráfico importante que en aquellas con domicilios más alejados del tráfico denso, es decir, el aumento se debía a la polución.

Nada de eso podemos discutir, pero lo que sí sonaría sospechoso es que nadie preste atención a la «coincidencia» del aumento del autismo y la ampliación de las redes de celulares. Por qué nadie realiza investigaciones independientes con esa línea de razonamiento, aunque sea sólo para descartar esa hipótesis?

De hecho existe una línea de investigación que responsabiliza a los celulares, tablets, computadoras y televisores del crecimiento del autismo, pero lo hace por el uso de la pantalla y no por la radiación.

Al respecto, «un hospital de Rumania fue testigo de un aumento sorprendente en el autismo entre los niños hospitalizados. La causa era desconocida, por lo que un psiquiatra decidió investigar en los registros de datos recogidos por el hospital sobre sus pacientes ingresados. En esos registros encontró una fuerte tendencia: los niños con autismo estaban pasando cuatro o más horas al día viendo algún tipo de pantalla: televisión, computadora, tableta o teléfono. Hoy en día en Rumania, el tratamiento del autismo mediante la retirada de la pantalla se considera rutinario y tiene apoyo público».

Otro elemento que no podemos discutir. Sin dudas que el cerebro necesita de la interacción humana para desarrollarse en lugar de pantallas. Pero para nosotros las investigaciones desarrolladas hasta el momento son incompletas, al menos hasta que incluyan los efectos de la ampliación de redes de celulares.

Alguien tiene que investigar de manera seria y responsable si existe un vínculo directo entre una y otra. Las gráficas son más que evidencia necesaria como para fomentar una investigación de este tipo.

Cuando analizamos los países con mayor cantidad de personas autistas, la «coincidencia» con las bandas de celulares es más que alarmante. Los países que presentan mayor cantidad de personas autistas tienen más desarrolladas las frecuencias de celulares: Portugal, China, Brasil, Australia, Canadá, Estados Unidos, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Japón.

Hoy estamos preocupados por la pandemia del Coronavirus. Alguien prestó atención a que en las zonas de mayor propagación del virus, hay más antenas 5 G y 4 G? Wuhan tiene más atenas 5 G que la mitad de Estados Unidos. Milán, Nueva York, Irán, con vastas redes de antenas 5 G.

Lo cierto es que existen muy pocas investigaciones al respecto. Mientras la Organización Mundial de la Salud considera que la radiación de baja frecuencia que emiten los celulares y el wifi son posiblemente cancerígenas, no dice nada del por qué aumenta el autismo en el mundo.

Si es posiblemente cancerígena, acaso esa radiación no podría desarrollar acciones que dañen los cerebros de los niños que están por nacer?

Qué va a pasar cuando todos los países implementen la cobertura 5 G?

No vale la pena averiguar e investigar si es así destinando todos los fondos necesarios. Acaso la curva no amerita que socialmente presionemos para que se investigue algo tan grave?

 

 

No Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *