PROTEGE TU MUNDOLAS ORGONITAS PROTEGEN TU SALUD DE LA RADIACIÓN EMITIDA POR CELULARES, ANTENAS, WIFI, MICROONDAS Y MÁS!!!

Estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G arroja resultados preocupantes

Estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G
Estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G

 

Un estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G realizado por el Departamento de Radiología de la Universidad de Pittsburgh Medical Center (EEUU) arrojó resultados preocupantes para nuestra salud

 

 

Mientras el avance de la nueva tecnología continúa en nuestro país, un estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G efectuado por los doctores Beverly Rubik y Robert R. Brown concluyó que la radiación electromagnética debilita nuestro sistema inmune y aumenta la virulencia de la enfermedad.

Los doctores miembros del Departamento de Radiología de la Universidad de Pittsburgh Medical Center (EEUU), denominaron a su trabajo «EVIDENCIA DE LA CONEXIÓN ENTRE LA COVID-19 y la exposición a la radiación de radiofrecuencia de las telecomunicaciones inalámbricas, incluidas las microondas y las ondas milimétricas», el cual fue publicado en OSFPREPRINTS.

Ambos investigadores concluyeron a partir de su estudio que las radiofrecuencias, particularmente la tecnología 5G, debilitan el sistema inmune aumentando así la virulencia de la enfermedad.

Beverly Rubik y Robert R. Brown tomaron como referencia 250 estudios llevados a cabo sobre los efectos biológicos de este tipo de tecnología y encontraron similitudes importantes entre las alteraciones fisiológicas que provocan este tipo de ondas y la sintomatología de los enfermos de coronavirus.

Estas similitudes se pueden distinguir, de acuerdo al estudio, en cinco alteraciones patológicas:

  1. Alteraciones en la sangre: Reduce el tiempo de coagulación de la sangre y el nivel de la hemoglobina, alteraciones que pueden provocar hipoxia (déficit de oxígeno).
  2. Estrés oxidativo: Genera dificultad para respirar por causa de los daños que la oxidación provoca en el revestimiento de las células endoteliales de los vasos sanguíneos y en las células epiteliales que recubren las vías respiratorias.
  3. Disrupción y activación del sistema inmune: Provocan inmunodepresión, destruyen los linfocitos T, aumentan las moléculas proinflamatorias (LA COVID es una INFLAMACIÓN DE TEJIDOS), alteran la autoinmunidad y lesionan órganos.
  4. Aumento del calcio intracelular: Las radiaciones electromagnéticas utilizadas en la tecnología 5G impactan negativamente en los sensores del voltaje que regulan la entrada de calcio en las células provocando daños en los tejidos y en los órganos.
  5. Efectos cardíacos: Generan o empeoran arritmias.
  6. Otros síntomas: También puede existir prevalencia de varios síntomas. Fatiga, dolores articulares y en el pecho, hipertensión, entre otros.

Es importante remarcar que, hasta el momento, la industria de los celulares acepta no haber realizado estudios sobre el impacto en la salud de la tecnología 5G.

Finalmente, otro aspecto a considerar, es que los daños biológicos se vienen desarrollando y acumulando desde la utilización de generaciones anteriores de tecnología, como la 4G. Ya nos hemos referido anteriormente al posible impacto de este tipo de tecnología y el aumento de casos de autismo.

El estudio sobre conexión entre coronavirus y 5G efectuado por los doctores Beverly Rubik y Robert R. Brown deja expuesto una serie de principios letales combinados entre la nueva tecnología y la situación sanitaria a nivel mundial.

Más allá de lo que plantean los supuestos negacionistas de la pandemia, urge la necesidad de tomar precauciones para mejorar nuestra salud en lugar de empobrecerla, como da a entender el estudio al que acabamos de hacer referencia.

El uso de la tecnología 5G sin dudas multiplica la intensidad de las ondas y de acuerdo a diversas investigaciones tendría impacto severos en nuestro sistema inmune.

Es importante que esta tecnología deje de ampliarse hasta tener la certeza de su seguridad o no seguridad. Nuestra salud, en parte, depende de ello.

Esperemos que desde el parlamento uruguayo se tome consciencia acerca de los potenciales peligros de esta tecnología y que se investigue de forma independiente.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *